Publicado: 8 de Agosto de 2015 a las 11:13

La última moda es andar descalzo. ¿Beneficia o perjudica la salud del pie?

En realidad, estamos diseñados para andar sin zapatos. Al hacerlo, las articulaciones se vuelven más flexibles y los músculos se fortalecen. Además, con esta práctica se gana en propiocepción (sentido que informa al organismo de la posición de los músculos).